Skip to main content

Trabajando juntos para mejorar la recuperación

Elementos que componen la investigación de la iniciativa RECOVER

La iniciativa RECOVER es la primera de su tipo, centrada en los pacientes, para entender, tratar y prevenir el COVID persistente.

Estudios de observación de grupos de personas, estudios de registros electrónicos de salud (EHRs, por sus siglas en inglés), estudios patobiológicos y ensayos clínicos forman la base fundamental de la investigación de RECOVER. Cada tipo de estudio usa un protocolo de investigación estandarizado (o plan de estudio) para que los investigadores de RECOVER puedan combinar datos de diferentes redes y lugares de investigación.

Estudios de autopsias y patología de tejidos

Los investigadores de RECOVER realizan autopsias y estudios de patología de tejidos de personas que han fallecido después de haber tenido COVID. Esto incluye a personas que tuvieron o no tuvieron COVID persistente. Al realizar estos estudios, los investigadores pueden aprender cómo y por qué el COVID persistente afecta a diferentes partes del cuerpo.

¿Qué es una autopsia?

Una autopsia es un examen médico del cuerpo de una persona después de haber fallecido. Cuando los investigadores de RECOVER realizan una autopsia, examinan cuidadosa y respetuosamente el exterior del cuerpo para encontrar cualquier señal de problemas de salud. También realizan cirugía para examinar el interior del cuerpo, como los huesos y los órganos. También toman pequeñas muestras de sangre y de tejidos (llamadas muestras biológicas).

¿Qué es la patología de tejidos?

La patología de tejidos es el estudio de muestras de tejidos en un laboratorio para aprender cómo una enfermedad afecta diferentes partes del cuerpo. Después de tomar muestras de tejido durante una autopsia, los investigadores de RECOVER usan varias pruebas para:

  • Entender cómo el COVID persistente daña diferentes partes del cuerpo
  • Aprender por qué algunas personas podrían tener mayor probabilidad de desarrollar COVID persistente
  • Informar sobre los esfuerzos futuros para prevenir y tratar el COVID persistente

Ensayos clínicos

Los hallazgos de la investigación RECOVER nos están ayudando a entender quién está en riesgo de COVID persistente y cómo sus síntomas pueden afectar la salud de las personas. Con base en lo que han aprendido hasta ahora, los investigadores de RECOVER están llevando a cabo ensayos clínicos. Los ensayos clínicos de RECOVER pueden ayudar a encontrar formas de tratar los síntomas de COVID persistente.

En los ensayos clínicos, los participantes del estudio toman un medicamento, usan un dispositivo médico o prueban otras terapias (llamadas intervenciones) para ver si estos medicamentos, dispositivos o intervenciones mejoran su salud.

¿Qué estudian los ensayos clínicos de RECOVER?

Los ensayos clínicos de RECOVER estudian las posibles causas del COVID persistente y posibles tratamientos para los síntomas de COVID persistente. El equipo de RECOVER ha desarrollado un grupo de ensayos clínicos basados en lo que los investigadores están aprendiendo de los estudios de RECOVER y de las conversaciones con personas que viven con COVID persistente. Los ensayos clínicos de RECOVER están estudiando múltiples tratamientos en 5 áreas de enfoque:

  • Disfunción autonómica: mareos, frecuencia cardíaca acelerada, dificultad para respirar, malestar del estómago u otros cambios en las funciones corporales que ocurren automáticamente
  • Disfunción cognitiva: dificultad para pensar claramente, conocida también como “confusión mental” (brain fog, en inglés), cambios en la memoria, atención lenta y otros síntomas relacionadas con la función cerebral
  • Fatiga e intolerancia al ejercicio: agotamiento o baja energía que interfiere con las actividades diarias
  • Problemas para dormir: cambios en los patrones del sueño o en la capacidad para quedarse dormido o permanecer dormido
  • Persistencia viral: cuando el virus que causa el COVID permanece en el cuerpo y daña órganos o afecta el sistema inmunológico

Obtenga más información sobre los ensayos clínicos actuales y futuros de RECOVER.

Registros electrónicos de salud

Los investigadores de RECOVER usan información concreta y real de grandes grupos de personas para entender mejor los efectos del COVID persistente. Un tipo de información concreta y real que los investigadores de RECOVER usan son los registros electrónicos de salud (EHRs, por sus siglas en inglés).

¿Qué son los registros electrónicos de salud?

Los registros electrónicos de salud son versiones digitales de los registros médicos de pacientes. Cada vez que una persona recibe atención de salud, el doctor y otros proveedores ingresan información en el registro electrónico de salud de ese paciente. El registro electrónico de salud de un paciente por lo general incluye:

  • Información demográfica como, edad, género y raza
  • Problemas de salud y síntomas actuales y pasados
  • Resultados de pruebas
  • Medicamentos y tratamientos

La iniciativa RECOVER sigue reglas estrictas de privacidad de los datos para proteger la información personal de salud.

¿De qué fuentes obtiene la iniciativa RECOVER estos registros electrónicos de salud y otra información de salud?

La iniciativa RECOVER incluye registros electrónicos de salud que provienen de tres grandes redes de cuidado médico dentro de Estados Unidos. Estas redes contienen más de 60 millones registros electrónicos de salud de pacientes, incluyendo más de 7 millones de personas que han tenido COVID-19. La iniciativa RECOVER está también trabajando con el programa de investigación All of Us (“Todos nosotros”) de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), que también tiene muchos registros de salud. Juntos, este grupo de registros electrónicos de salud es uno de los más grandes en el mundo.

¿Dónde puedo obtener más información sobre los resultados del estudio sobre los registros electrónicos de salud?

Los investigadores de RECOVER están publicando los resultados de estudios de los registros electrónicos de salud en revistas científicas para compartir esos hallazgos con otras personas. Lea los resúmenes, fáciles de entender, de las investigaciones publicados en recoverCOVID.org/research-summaries (en inglés).

Estudios observacionales de grupos de personas a través de los años

Los investigadores de RECOVER están estudiando grandes grupos de personas (llamados cohortes), a través de varios años. El estudio de estas cohortes nos ayudará a entender mejor:

  • Quién desarrolla COVID persistente
  • Por qué las personas desarrollan COVID persistente
  • Qué síntomas de COVID persistente tienen las personas
  • Cómo el COVID persistente afecta la salud de las personas a través del tiempo

Estos estudios no dan tratamientos ni medicamentos a los participantes, ni tampoco modifican su cuidado médico normal. Los participantes siguen viviendo su vida normal y comparten su información de salud con los investigadores.

¿Quién puede participar en los estudios observacionales de grupos de personas?

Personas de todas las edades participan en los estudios observacionales de RECOVER. Las personas también participan, ya sea que hayan tenido o no COVID-19.

Los investigadores de RECOVER están estudiando dos grupos (o cohortes) principales:

  • Adultos de 26 años y mayores, incluyendo a personas embarazadas
  • Niños y adultos jóvenes de 25 años o menores

Aprenda más y encuentre un estudio en studies.recovercovid.org/es.

¿Qué es el Grupo Colaborativo de los Grupos para la Iniciativa de Investigación del COVID-19 (C4R, por su nombre en inglés)?

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) apoyan muchos otros estudios observacionales de personas con problemas crónicos de salud (de largo plazo), como por ejemplo, las enfermedades del corazón o de los pulmones. A través de un proyecto especial llamado el Grupo Colaborativo de los Grupos para la Iniciativa de Investigación del COVID-19 (C4R, por su nombre en inglés), los investigadores de RECOVER están trabajando con varios de estos estudios para identificar a personas que han tenido COVID persistente. Debido a que estos estudios comenzaron antes de la pandemia del COVID, estos pueden dar más información sobre cómo se desarrolla el COVID persistente y cómo podría afectar a los problemas crónicos de salud, como la diabetes o las enfermedades del corazón o los pulmones. Aprenda más sobre este esfuerzo especial de colaboración (en inglés).

¿Dónde puedo obtener más información sobre los resultados de los estudios observacionales de cohortes?

Vea los resúmenes fáciles de entender de la investigación de los estudios observacionales de cohortes de RECOVER (en inglés).

Estudios patobiológicos

Los investigadores de RECOVER recolectan muestras biológicas de personas con y sin COVID persistente para realizar estudios patobiológicos. Las muestras incluyen sangre, saliva, materia fecal (excremento) o fluidos nasales.

Los estudios patobiológicos pueden ayudar a los investigadores a entender:

  • Qué ocurre en el cuerpo para causar COVID persistente
  • Por qué algunas personas desarrollan COVID persistente mientras otras no
  • Qué tratamientos podrían funcionar bien

Hasta la fecha, RECOVER ha financiado más de 40 estudios patobiológicos diferentes para comprender cómo el virus que causa el COVID afecta el cuerpo y puede causar el COVID persistente. Vea la lista de reconocimientos de patobiología de RECOVER (en inglés).

¿Qué son los estudios patobiológicos?

Durante un estudio patobiológico, los investigadores buscan biomarcadores. Un biomarcador es cualquier signo medible, como un resultado inusual en un análisis de sangre, que puede mostrar que alguien tiene una condición de salud o es probable que desarrolle una condición de salud. Los doctores y científicos también usan biomarcadores para evaluar qué tan bien está funcionando un tratamiento.

¿Qué muestras son parte de los estudios patobiológicos de RECOVER?

Los estudios patobiológicos financiados por RECOVER usan datos y muestras de varias fuentes. Los investigadores también están comparando los hallazgos de los estudios patobiológicos con los resultados de otras investigaciones de RECOVER, como los estudios de los registros electrónicos de salud (EHR, por sus siglas en inglés) y los estudios patológicos de tejidos. La comparación de los hallazgos de diferentes componentes de investigación de RECOVER ayuda a los investigadores a encontrar más rápidamente formas de entender, tratar, y prevenir el COVID persistente.

¿Dónde puedo obtener más información sobre los resultados de los estudios patobiológicos?

Vea los resúmenes fáciles de entender de la investigación sobre patobiología de RECOVER (en inglés).

Regresar al inicio de la página