Skip to main content

RECOVER: investigando el COVID para mejorar la recuperación

El COVID persistente es algo real. Millones de personas que tuvieron COVID-19 todavía tienen síntomas que duran semanas, meses o años.

Hemos creado RECOVER para comprender, tratar y prevenir el COVID persistente y ayudar a las personas que sufren.

APRENDA MÁS SOBRE EL COVID PERSISTENTE

La iniciativa RECOVER

Millones de estadounidenses sufren los efectos del COVID persistente. Esta enfermedad afecta a cada persona de forma distinta, por lo que ninguna investigación individual puede entregar todas las respuestas sobre el COVID persistente a todos los individuos. Los NIH crearon la iniciativa RECOVER para encontrar respuestas a través de muchos tipos diferentes de estudios de investigación.

La iniciativa RECOVER reúne a doctores, científicos, cuidadores, pacientes y a los miembros de la comunidad para entender, tratar y prevenir el COVID persistente. Hemos creado uno de los grupos más diversos y grandes de participantes en el mundo en el estudio del COVID persistente.

Estamos aprendiendo sobre el COVID persistente y probando distintos tratamientos. Estamos compartiendo nuestra investigación, aprendiendo rápidamente de ella, adaptando y constantemente reenfocando nuestros esfuerzos para aliviar el sufrimiento de millones de personas.

Juntos estamos trabajando para entender, tratar y prevenir el COVID persistente.

La investigación RECOVER

Cada equipo de investigación de RECOVER puede usar todos los datos de RECOVER y los hallazgos para potenciar el conocimiento y mejorar sus estudios. De esta forma, podemos aprender más rápidamente sobre este problema complejo de salud y entender, tratar y prevenir mejor el COVID persistente.

APRENDIENDO DE LAS PERSONAS

Los investigadores estudian la salud y los síntomas de miles de participantes a través de varios años. No se proveen tratamientos ni medicamentos.

Los investigadores estudian a las personas que han fallecido después de haber tenido COVID, incluyendo a las personas que no tuvieron COVID persistente.

CIENCIA CLÍNICA

Los investigadores estudian muestras de laboratorio de personas con y sin COVID persistente, para entender cómo el COVID afecta a diferente sistemas del cuerpo.

Un gráfico muestra la interacción entre los componentes de investigación y el intercambio de información del proyecto RECOVER.

Todos los datos compartidos

Cuatro conceptos interactúan para integrar la información obtenida desde los grupos al proyecto general de RECOVER.

Aprendiendo de las personas

Esto incluye información de la “Autopsia/patología de tejidos” y de los “Grupos de estudio basados en la comunidad”.

Ciencia clínica

Esto incluye la información de patobiología.

Datos del mundo real

Esto incluye información de los “Registros electrónicos de salud” y el “Programa de salud digital”.

Estudio de tratamientos

Este recibe datos e información de los otros componentes e integra ese conocimiento obtenido a los ensayos clínicos.

DATOS DEL MUNDO REAL

Los investigadores estudian millones de registros médicos, llamados EHR por sus siglas en inglés, para entender los cambios a través del tiempo, aprender quién podría tener COVID persistente y aprender cómo tratarlo o prevenirlo.

ESTUDIANDO LOS TRATAMIENTOS

Los investigadores estudian posibles tratamientos como, por ejemplo, medicamentos, dispositivos médicos y otros métodos para aprender cómo tratar los síntomas del COVID persistente.

Un círculo grande con cuatro círculos pequeños dentro que ilustran los  componentes de investigación e intercambio de información del proyecto RECOVER. Hay flechas que conectan cada uno de los cuatro componentes: Aprendiendo de las personas, ciencia clínica, datos del mundo real y estudiando los tratamientos. El círculo grande comunica que todos los datos se comparten entre diferentes tipos de investigaciones de RECOVER.

La investigación RECOVER

Cada equipo de investigación de RECOVER puede usar todos los datos de RECOVER y los hallazgos para potenciar el conocimiento y mejorar sus estudios. De esta forma, podemos aprender más rápidamente sobre este problema complejo de salud y entender, tratar y prevenir mejor el COVID persistente.

APRENDIENDO DE LAS PERSONAS

Los investigadores estudian la salud y los síntomas de miles de participantes a través de varios años. No se proveen tratamientos ni medicamentos.

Los investigadores estudian a las personas que han fallecido después de haber tenido COVID, incluyendo a las personas que no tuvieron COVID persistente.

CIENCIA CLÍNICA

Los investigadores estudian muestras de laboratorio de personas con y sin COVID persistente, para entender cómo el COVID afecta a diferente sistemas del cuerpo.

DATOS DEL MUNDO REAL

Los investigadores estudian millones de registros médicos, llamados EHR por sus siglas en inglés, para entender los cambios a través del tiempo, aprender quién podría tener COVID persistente y aprender cómo tratarlo o prevenirlo.

ESTUDIANDO LOS TRATAMIENTOS

Los investigadores estudian posibles tratamientos como, por ejemplo, medicamentos, dispositivos médicos y otros métodos para aprender cómo tratar los síntomas del COVID persistente.

Todos los datos compartidos

Los datos se comparten entre los distintos tipos de investigación RECOVER para informar los ensayos clínicos.

Las CIFRAS de RECOVER

Retratos de personas que viven con COVID persistente.
Resumen de inscripciones de RECOVER

Inscripción en estudios de grupos de personas

12,590
Inscripción de grupos de adultos (sin incluir a personas embarazadas)
Meta: 12,580
2,139
Inscripción de personas embarazadas
Meta: 2,300
13,420
Inscripción de niños y adolescentes
Meta: 19,300

¿Cómo puedo participar?

Para las personas con y sin COVID persistente

Los participantes en estudios observacionales de grupos específicos de RECOVER se unen a la investigación por varios años para ayudar a entender:

  • quien desarrolla COVID persistente y por qué
  • qué síntomas tienen las personas
  • cómo el COVID persistente afecta la salud de las personas a través del tiempo

Los participantes de los grupos de estudios de RECOVER son adultos de 26 años de edad o mayores, las personas embarazadas, y niños y adultos jóvenes de 25 años de edad o menores. Estos estudios no entregan tratamientos o medicamentos a los participantes.

ESTUDIOS DE GRUPOS
Probando los tratamientos para el COVID persistente

Los ensayos clínicos de RECOVER prueban la seguridad y eficacia de los tratamientos para los síntomas del COVID persistente. Estos estudios obtienen información de los representantes de pacientes y de los hallazgos de otros estudios de RECOVER.

Los ensayos clínicos probarán múltiples posibles tratamientos para los síntomas de COVID persistente. Los tratamientos incluyen medicamentos, medicamentos biológicos (derivados de la sangre o el plasma), dispositivos médicos y otras terapias.

ENSAYOS CLÍNICOS

Explore recursos sobre el COVID-19

Encuentre información para ayudar a contactar a las comunidades más golpeadas por la pandemia.

Encuentre información sobre por qué algunas personas contraen COVID prolongado y otras no.

Encuentre información para ayudar a dar tratamiento a los pacientes.

Encuentre recursos en español, sobre el COVID-19.

Regresar al inicio de la página